lunes, 29 de abril de 2013

Nocturno...


Miras con fascinación y gula esa galleta que de modo antinatural va rellenando el bocado que el tiempo le da.

Sonríes al pensar que alguien la compara con una mecedora que, metamorfosis en ristre, llega a convertirse en una mofletuda y curiosa acompañante nocturna.
 
Y te alegras que, por fín, esa galleta, esa mecedora o la mofletuda curiosa, ahora reconvertida en oronda y aérea luciérnaga, ilumine tu camino nocturno.

Caminas en apariencia solo, pero sientes presencias, siempre las has sentido, tampoco es algo nuevo. Y te llegan los susurros de inquietud, de miedos, de esperanzas, de deseos, y también de frustraciones…
 
El tronco retorcido de un árbol que hay en un recodo del sendero juega con la luz de la luciérnaga y bosqueja un rostro extraño, arrugado, de mirada divergente y atribulada. Crees reconocerlo, o tal vez no, y piensas en el efecto de una amalgama de miles de rostros conocidos.

Cuando te acercas los rasgos desaparecen para volver a ser corteza arrugada de un árbol casi centenario, pero el susurro continúa…

Ves un olivo, mientras sus hojas alargadas te siguen susurrando…
Soy un roble aunque veas un olivo, llega a decirte. Quise ser lo que los demás deseaban y al final he defraudado a todos, comenzando por mí.

Ante tu risa, el árbol eriza sus ramas y temes que alguna de ellas te golpee.
Eres otro borgiano, le dices, sin que el roble-olivo entienda muy bien qué significa eso pero, al ver que no tienes una actitud ofensiva, serena la hosquedad de su ramaje.

Lo que parecía que iba a ser una solitaria caminata nocturna se ha convertido en una animada tertulia donde, árbol, luciérnaga, susurros y tú, entabláis una animada conversación mientras las alargadas hojas de lo que parecía ser un olivo se redondean y le aparecen unos pequeños lóbulos.
Os contais vuestras frustraciones por querer satisfacer aspiraciones de otros y eso añade camaradería al momento.
El susurro quiso ser canto porque su madre, la voz, no toleraría lo que pensaba era una muestra de debilidad.
El roble quiso ser olivo, porque su padre, el monte, no quería a nadie que pareciera improductivo.
La luciérnaga quiso ser cometa, porque su madre, una estrella, deseaba mostrar el camino al desorientado.
Y tú, te preguntabas que quisiste ser tú, y quisiste ser todo...
 
Agua, Tierra, Aire y Fuego. Pero nunca acertaste el momento.

Fuiste Agua cuando querían Tierra y formaste barro...

Fuiste Aire cuando querían que fueras Agua y avivaste el Fuego…

24 comentarios:

  1. Leyendo este relato pienso que me gustaria ser, seria luciernaga, cometa... te invita a soñar. Te hace pensar,me gusta leerte
    un beso

    ResponderEliminar
  2. También pienso lo mismo que Amina, que leyendo el relato, te sirve de trampolin para soñar ser cualquier cosa...y eso siempre es muy agradable.
    Me gustó mucho. Es un relato muy evocador.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Interesante relato que te hace volar la imaginacion y te trasporta a lanzar el vuelo,me gusto leerte Victor,besines

    ResponderEliminar
  4. Uma delícia de letras... remete ao sonho e aos pensamentos mais vívidos...

    Beijos.

    ResponderEliminar
  5. Ah, que bien armado está el argumento de los tertulianos. Sentí naturalidad al leerte.

    Saludos y gracias por el enlace. Nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. Víctor, quizás en ese querer ser, siempre lo que no se es, está la esencia del ser humano,la búsqueda del camino, de nuestro camino, nos hace dudar y buscar. Tu lo expresaste muy bien y poeticamente, me encantan esas imágenes que nos llevan por los elementos que conformaron nuestros orígenes.
    Un gusto leerte,amigo, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Ser nadie como suspiro final de un muerto.



    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Sugerente texto Víctor.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Hola victor, con el tema de google+, hice unos líos tremendos y no conseguía entrar en tu blog.
    Parece que algo modificaron y al entrar me di cuenta de que no me había puesto entre tus seguidores de este blog. Así que ahora recibiré los avisos de tus nuevos post.
    Este texto me ha parecido poético y profundo.
    Me identifico con la voz de aquel que camina solo, pero que sabe entablar conversación con la naturaleza que lo rodea y sacar tan hermosas reflexiones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. creo que tienes muy buena vista desde tu "ventana"... es decir, tus ojos...

    bellísimo texto!

    saludos,

    ResponderEliminar
  11. Cuantos pensamientos en un solo relato. Muy hermoso. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Elementos de la naturaleza hechos poesía.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  13. Precioso, bellísimo relato, encantadoras letras.

    Enhorabuena. besos.

    ResponderEliminar
  14. Siempre estamos rodeados de "lo que debería haber hecho", "lo que debería haber sido", "lo que me gustaría ser"...Y en este texto lo plasmas perfectamente, junto con una intensa comunión con la naturaleza.
    Muy bueno.

    Saludos

    http://misrelatosyesteblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Espléndido relato. Me encanta su trama y su hilo conductor. Excelente.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Prosa poética
    hermosa y profunda,
    me ha encantado

    ResponderEliminar
  17. Muy bello lo que has ecsrito, Me gustó, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  18. Víctor, no sabía que escribías...y me sorprendes en este relato tan profundo de la naturaleza humana y sus conflictos internos.
    Creo que lo más valioso en esta vida es detenerse a pensar en lo que valemos y amar nuestro ser, nuestra esencia. Cuando eso llegue a suceder los demás jamás exigirán lo que no somos, en primer lugar porque no deben, y en segundo lugar porque no podrán, al ver nuestra consecuencia de vida.
    Amarse para aprender a amar...
    No sé si tu bello texto llevaba esa intención, pero es lo que a mi me deja.

    Conoces mi blog de letras? Verbal. Si deseas pasar por ahí, te hago la invitación.
    http://verbal-maritza.blogspot.com/

    Felicito tu prosa intensa y bien hilada!...
    Un abrazo grande desde Chile.

    ResponderEliminar
  19. Amigo Victor,actualmente vivimos en un mundo lleno de mitos y simbolos.
    Agradecido por tu entrada a mi blog de fantasias

    ResponderEliminar
  20. ✿⊱°•


    F░E░L░I░Z

    P░Á░S░C░O░A !!!
    ¸.•°✿✿º°。

    ResponderEliminar
  21. Verdad es que todo se puede ser, elegir el momento adecuado para serlo es más difícil. Me encanto leerte, y me quedo dando un paseo entre tus letras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Hola de visita por tu blog y me alegro de haberte encontrado por que me gusta mucho lo que escribes. Saludos

    ResponderEliminar
  23. Me he sorprendido de lo bien que escribes, como me gustaría a mi.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  24. Hola de nuevo, primero pedirte disculpas por todo este tiempo en el que no me he pasado por tu blog, lo cierto es que he estado haciendo un curso y me ha sido imposible, pero nuevamente ando por aquí disfrutando de tus publicaciones, un abrazo. Unos trabajos maravillosos como siempre.

    ResponderEliminar